Merecido descanso | Deserved rest

Nuestros pies. Nuestro transporte. Es lo que nos lleva a cualquier sitio, y más aún en una peregrinación. Al menos en un sentido físico. Antes o después uno descubre distintos transportes. No los físicos, sino que es el alma quien realmente viaja. Los pies necesitan descanso, pero nuestra alma sigue caminando.

Our feet. Our transport. It is what takes us anywhere, and even more in a pilgrimage. At least in a physical way. Sooner or later, one discovers different transports. Not physical ones, as it is the soul who actually travels. Feet need a rest, but the soul keeps on going.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.