Recibir a un peregrino | Receiving a pilgrim

Puertas, … siempre dan una pista de lo que hay detrás. O, … de quién. Y más aún con la concha, símbolo del Camino. No es raro que a uno le paren, mochila a la espalda y con andar pesado, para una buena conversación, un vino o simplemente agua -todo va al alma cuando se necesita- No hace falta conocer al otro. Esa es la hospitalidad en el Camino. Es, … reencontrar al Ser Humano.

Doors, … they always give a hint of what is there behind. Or, … who. Even more with a shell, sign of the Camino. It is not strange to be stopped, rucksack loaded and with a heavy pace, for a nice conversation, a glass of wine or simply water -all goes to the soul when in need- No need to know the other one. That’s the hospitality in the Camino. That’s believing again in Human Being.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.